La CEOE defiende que las empresas se puedan bonificar a través del cheque formación

CEOE-logoDesde que la Fundación Tripartita hizo su comunicado sobre el “cheque formación” a principios de 2013, en el que no se contemplaba este modelo como una opción, ya ha pasado un año y no se ha avanzado respecto a este tema, el cual figuraba en la Reforma Laboral de 2012 del Gobierno.

Tras los últimos meses donde el sector está en un momento de cambios, la CEOE ha abogado por que las empresas se puedan bonificar de manera directa sus aportaciones a través del “cheque formación”.

El presidente de la CEOE, Juan Rosell, ha dicho que “está agotado el actual modelo de formación para los trabajadores” -gestionado a través de la Fundación Tripartita (Gobierno, patronal y sindicatos)- y ha reclamado para las empresas la administración de los fondos que aportan a ese fin.

Durante un encuentro informativo que tuvo lugar el 17 de diciembre y declaraciones recogidas por el periódico La Vanguardia, Rosell ha asegurado que “la desaparición de la Fundación Tripartita va a ser un hecho” en el marco de la modificación del actual modelo de formación que elabora el Gobierno y sobre el que está consultando a los agentes sociales.

Ha dicho que en lugar de la tripartita surgirá algún otro organismo que evalúe y audite, si bien ha insistido en que la mayor parte de los fondos para la formación de los empleados son aportados por las empresas, que son las que tiene que decidir cómo y en qué se lo gastan.

Ha recordado que los empresarios aportan para formación un 0,6 % de las cuotas a la Seguridad Social, mientras que los trabajadores destinan el 0,1 %, unos porcentajes que suponen alrededor de 1.890 millones de euros anuales.

“Es incomprensible que ese 0,6 % que pagan los empresarios lo gestionen otros”, ha dicho Rosell, para después insistir: “no queremos ser controlados”.

Las empresas y sus trabajadores son las que deben decidir “dónde, cómo y de qué manera” emplear el dinero que aportan para la formación, porque “no lo van a gestionar mal”, ha dicho.

Existen otras partidas, como la ayuda del Fondo Social Europeo o las aportaciones de las Administraciones Públicas, con las que “pueden hacer lo que quieran”, pero “con lo que pagamos nosotros, pocas bromas”, ha subrayado.

Rosell ha abogado por que las empresas se puedan bonificar de manera directa sus aportaciones a través del “cheque formación”, si bien ha reconocido que las pymes lo tienen más difícil y que tendrán que organizarse a través de convenios colectivos sectoriales para poder gestionar esos fondos.

Por otro lado, ha recordado que también existe la formación para desocupados, respecto a lo que ha considerado que los fondos deberían dirigirse fundamentalmente a los más jóvenes. Asimismo, ha abogado por que el cobro de una prestación por desempleo vaya necesariamente acompañado de formación.

Por todo ello, en estas fechas navideñas desde chequeformacion.es deseamos que en 2014 este modelo se instaure como una opción válida para que las empresas y sus trabajadores puedan decidir dónde, cómo y en qué formarse. ¡Feliz año nuevo!

 

Uso de Cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR